jueves, 12 de noviembre de 2015

Agua que no has de beber...

... déjala correr. Aunque para este caso el dicho debería rezar algo así como "Agua que no vas a beber, porque no se deja ni ver". Y es que el río estaba seco, seco. 

Curiosa expresión la original (agua que no has de beber, déjala correr), con muchas aplicaciones. Una interpretación que se me ocurre podría ser algo así como "aquello que no quieras aprovechar, déjalo libre". Qué gran metáfora, ¿no creéis? En mi opinión, terriblemente buena.

En fin, después de mis últimas experiencias vividas, la exposición, un viaje a Islandia, creo que va a siendo hora de volver a la normalidad y a publicar fotos como habitualmente hacía, es decir, cada semana (esto no es una promesa ni una amenaza; es, simplemente, un deseo).

La foto de esta noche fue tomada hace bastante tiempo. Esa noche nos juntamos Luis y yo, en busca del puente de la Canasta, un puente de Toledo cuya localización se nos resistía tanto a Luis como a mí. Lo cierto es que en anteriores ocasiones habíamos intentado encontrarlo de noche y, como ya he dicho en anteriores entradas, esta no es la mejor forma de ir a hacer fotos nocturnas. Así nos había pasado. Las veces que lo intentamos, agua (más que la que corría bajo el puente)

Pero esa tarde nos organizamos bien, fuimos con luz de día y lo encontramos más fácilmente de lo que esperábamos. Lo cierto es que después de haber visto el puente en diferentes fotos, y de lo que se nos había resistido, la sensación de estar frente a este puente fue muy especial. 

Después de dar una vuelta para conocer el terreno (con tanta roca debíamos tener muy claro por dónde íbamos a movernos para iluminar, pues un traspiés podía ser fatal), organizamos cómo habríamos de hacer la iluminación. Uno de los 2 se encargaría de la iluminación del puente en su lado frontal y de las rocas que se encontraban en el cauce del río, mientras que el otro se encargaría de iluminar por detrás del puente para, desde una distancia, intentar dar luz a los arcos. En esta ocasión no pudimos movernos con la rapidez y agilidad que suele ser habitual, pues el lugar, ya de por sí complicado, en completa oscuridad se volvió muy peligroso.

Aun así, acabamos contentos con el resultado. Espero que vosotros también.

Los datos EXIF:

mara: Canon 70D 

Focal: 11 mm 
Exposición: 30 sg 
Apertura: f/4
ISO: 800