lunes, 26 de septiembre de 2016

Fear

Una de las cosas que me gustan de la fotografía nocturna en la que el fotógrafo aporta iluminación, es que tú aplicas la luz en función de cómo te gustaría que se mostrara la foto, del mensaje que quieres dar. Hay otras veces, sin embargo, en que, aunque tú sabes cómo quieres iluminar la escena, cómo quieres dar la luz, y qué efectos te gustaría sacar, sólo cuando ves la foto en la pantalla de la cámara es cuando abres bien los ojos y te das cuenta de que por mucho que te lo hubieras imaginado, hasta ese momento no podrías imaginarte cómo podría quedar esa foto.

La foto que esta noche os traigo está realizada en la Sauna de las Termas del yacimiento romano de Ercávica, en Guadalajara. Un sitio espectacular que los 4 miembros de Luces del Pasado hemos elegido, junto con el Monasterio de Monsalud, para impartir nuestro primer curso de Fotografía Nocturna.

Cuando esa tarde, buscando encuadres para poder hacer fotografías con los alumnos del curso, encontramos la sauna, vimos claro el encuadre. Un encuadre muy justo, pero muy atractivo. 

Como os decía al principio, hay veces que cuando miras la pantalla de la cámara es cuando sonríes y dices "sí, la veo". Esto me pasó con la foto que esta noche os traigo. Una escalera, un túnel estrecho, tú en lo alto de esa escalera que baja y que lleva a una estancia oscura, donde no sabes qué te vas a encontrar. Algo te impulsa a bajar, pero tienes miedo... miedo a lo desconocido, miedo a la oscuridad...

Esta será una de las fotografías que haremos en el curso del próximo 22 de octubre. ¿Quieres saber cómo la hicimos? ¿Te gustaría saber qué técnica usamos para iluminar toda la escena? No te pierdas el curso, Además de aprender las bases de la fotografía nocturna, y de aprender a resolver cualquier situación en la que sea necesario iluminar una escena, te aseguramos que lo vas a  pasar de miedo.