viernes, 29 de julio de 2016

Única

Hoy es de esos días en los que toca repetir elemento. Quizá alguno recordéis una entrada de hace meses en la que mostraba una encina milenaria que una noche fotografiamos Luis y yo, la mitad del equipo de Luces del Pasado. En esta ocasión la foto es de la misma noche, es la misma encina, pero el punto de vista es diferente. Una encina que desde el primer momento captó nuestra atención. Fue el tamaño, su forma y, para colmo, las marcas de tractor que rodeaban la encina, como queriendo aislarla del resto, como queriendo mostrar que es única. 

Lo cierto es que no podía dejar guardada esta foto. Es de esas que miraba en muchas ocasiones pidiéndome salir del baúl y hoy he sido bueno y la he sacado.

Por cierto, para los que tengáis interés, la entrada de la que hablo, aquella en la que la protagonista era esta encina, es ésta. La iluminación de la foto es similar a la de aquella entrada, es decir, como de costumbre, iluminación principal desde un lado, en este caso desde la izquierda, tanto al árbol, como al suelo. Esto es básico. Que haya una iluminación principal desde un lado es muy importante, pues será la forma en que se puedan sacar volúmenes y texturas en el elemento que queremos iluminar.

No menos importante es la iluminación de relleno. Muchas veces no se nota, pero está ahí (al menos en la grandísima mayoría de las fotos que podéis ver en el blog). ¿Qué es la iluminación de relleno? Sencillamente, es una iluminación dada, generalmente, desde el lado opuesto al que se ha dado la iluminación principal, que tiene menos intensidad que la iluminación principal, pero que va a ayudar a que desaparezcan las sombras duras que aparecen con la iluminación principal. Como digo es tan importante como la iluminación principal.

En cuanto al color de la luz dada, en este caso la luz aportada fue cálida, por lo que, para que la foto no quedara con un color amarillento, ajustamos el balance de blancos de la cámara a una temperatura fría, que en la cámara se ajustará marcando el balance de blancos a la temperatura aproximada de la luz aportada, en este caso, unos 3000-3200.

Y poco más. Como de costumbre, para cualquier duda que tengáis sólo tenéis que dejar un comentario en el blog y os contestaré lo antes posible.

Espero que os guste la foto.

Los datos EXIF:


Cámara: Canon 6D 
Focal: 14 mm 
Exposición: 30 sg 
Apertura: f/2.8
ISO: 4000



martes, 12 de julio de 2016

Un Nuevo Amanecer

El fin de semana pasado se celebró el V Congreso de Fotografía Nocturna de Fuenlabrada. Como muchas y muchos sabéis, Luces del Pasado, o lo que es lo mismo, Cristina, Felipe, Luis y el que escribe, fuimos invitados como ponentes en la sesión del domingo (como novedad, este año, el Congreso duraba todo el fin de semana). Como podéis imaginar la emoción, la alegría y, por qué no decirlo, los nervios por la participación en el que, para nosotros, es el Congreso de Fotografía Nocturna más importante de España fueron enormes desde el momento en el que Mario Rubio, organizador del Congreso, nos llamó para proponer ser ponentes en la jornada dominical.

Aunque al principio no teníamos muy claro si estábamos preparados para participar en tal evento, nos atamos la manta a la cabeza y contestamos pronto a Mario. Cuenta con nosotros, le dijimos, sin saber aún cómo íbamos a enfocar nuestra participación. Durante los 2 meses previos al congreso estuvimos trabajando duramente. Sacando tiempo de donde podíamos, juntándonos en mi casa, en la de Cristina, en la de Felipe o en la de Luis, intentando cerrar ideas y descartar otras. Sabíamos que dado el tipo de fotografía que nosotros hacemos es complicado hacer una demostración en vivo, en el escenario. Este tipo de actividades da a una ponencia de iNight mucho valor, pues es la forma en la que la gente puede meterse en realidad en tu trabajo y comprender cuáles son las dificultades del mismo.

Descartada todo tipo de actuación, nos centramos en hacer una ponencia dinámica, divertida y que pudiera mantener enganchado al publico que fuera a vernos. Éramos conscientes de que el horario no era el mejor, ni para nosotros ni para el público, pues saltábamos al escenario el domingo a las 12:30 siendo la última ponencia del día. No era el mejor horario para nosotros, pues había que aguantar los nervios de todo el fin de semana, ni para el público, pues 2 días de Congreso, y con mucha gente habiendo salido la noche anterior, hacían que el cansancio en el  cuerpo fuera notable. Por otro lado, aunque publicamos en redes sociales, no tenemos muy claro cuánta gente nos conoce. Y, de entre los que nos conocen, tampoco tenemos claro cuántos nos conocen como cuatro amigos que salen de fotos y cuántos como Luces del Pasado

Y llegó el momento. Los cuatro chicos de Luces del Pasado subían al escenario. Tras la presentación de Mario comenzaba Cristina nuestra ponencia. Un repaso por los orígenes de cada uno para pasar a cómo se formó el grupo. Algún comentario al que el público responde con risas. Parece que la gracia ha sido bien recibida. Bien, vamos bien. Tras las presentaciones, el primer audiovisual. Los aplausos y silbidos nos hicieron ver que el vídeo gustó.

Durante el resto de la presentación estuvimos explicando qué era Luces del Pasado, qué trabajo estábamos haciendo, y lo que hasta ahora habíamos hecho. Por la respuesta final del público al finalizar la ponencia, nos dio la sensación (espero que no errónea) de que nuestra participación gustó al público asistente al Congreso. Eso más las felicitaciones en los pasillos, las caras de sorpresa de varios espectadores, los tweets y mensajes en facebook.

Es por esto que no puedo, y seguro que mis compis estarán de acuerdo, dejar de dar las gracias a todos aquellos que han confiado en nosotros. A todos aquellos que han hecho posible que Luces del Pasado se subiera al escenario el domingo 3 de julio, pero también a todos los que, conociéndonos o sin conocernos, decidieron emplear una hora de su tiempo en ver lo que íbamos a presentar.

Para nosotros fue un subidón de energía ver tanta gente en el Auditorio aplaudiendo y silbando. Cuando bajamos del escenario los cuatro teníamos claro que los 2 meses de estrés, de nervios y de inseguridades habían merecido la pena. Tanto que creo que, en caso de volver a darse la situación, volveríamos a hacerlo sin dudarlo.

No sé si haber asistido al Congreso de Fotografía supondrá algún cambio, un giro en nuestra trayectoria fotográfica. En caso de ser así, la tomaremos con muchas ganas. Y si no lo es, seguiremos haciendo fotografía nocturna como hasta ahora. Eso sí, una cosa está clara. En cualquiera de los casos, hagamos lo que hagamos, lo seguiremos haciendo con la misma pasión o más, si cabe, que la que hasta ahora hemos puesto. No lo dudéis.

Y, ahora, la foto.

Los datos EXIF:


Cámara: Canon 6D 
Focal: 16 mm 
Exposición: 34 sg 
Apertura: f/2.8
ISO: 800