martes, 16 de abril de 2013

No pasaréis


Eso parece decir este enorme y hermoso castaño.

Hace un par de años conocí este castañar y desde el primer momento me impresionó. En primavera, el verde de las hojas de sus castaños y sus robles no permite bajar la vista, pues pocas veces se habrá visto un color tan puro. En otoño, la vista se dirige al suelo para observar la sábana marrón formada por las hojas caídas.  Sin embargo, si algo me impresionó fue la presencia de castaños monumentales cuyo tronco puede llegar a los 5 metros de diámetro.

Éste es un ejemplo de dichos castaños, y la foto es el resultado de una noche pasada en el bosque, entre búhos, lechuzas, jabalíes y, por supuesto, castaños.

El castaño ha sido iluminado con Mini-Maglite, y para obtener el cielo azul, balance de blancos a 3200K.


mara: Canon 500D 
Focal: 18 mm 
Exposición: 257 sg 
Apertura: f/4,5
ISO: 400




0 comentarios:

Publicar un comentario