jueves, 10 de abril de 2014

Última parada

Antes de decidir convertir la fotografía nocturna en una de mis aficiones, en ese momento en el que aún veía las linternas como esos elementos que sólo usas en casa para iluminar cuando tienes un apagón, recuerdo lo alucinado que me dejaban esas fotografías. No podía creerme que algo así pudiera salir de una cámara fotográfica. Desde ese momento empecé a buscar fotos y más fotos, a interesarme por fotógrafos (curiosamente, aficionados en su mayoría, pero con un gran repertorio de fotos buenas, muy buenas) cuyo trabajo fotográfico, en gran parte, era nocturno.

Había fotos de todo tipo. Árboles, castillos, playas, máquinas... sí, máquinas. Máquinas de todo tipo. Maquinaria industrial, coches nuevos, coches viejos, tractores, camiones... y, por supuesto, trenes y vagones.

Es curioso el atractivo que pueden ganar por la noche objetivos que a la luz del día no destacan tanto. Es curioso lo que la luz de unas linternas puede alegrar nuestros ojos.

La fotografía de esta noche fue posible gracias a la afición de una pareja de amigos, Tamara y Miguel Ángel, por la fotografía y por la historia de localizaciones abandonadas. Una afición que ha tomado forma en una página web que, por lo elaborada, por el cariño, y por la ilusión puesta en su creación, no puedo dejar de recomendar: Locus Amoenus 

Cuando me hablaron de esta localización no me lo pensé: había que hacer una visita al lugar. 

Y así hicimos. La visita la hicimos con luz de día. Como ya he dicho en alguna ocasión, es la mejor forma de poder organizar y diseñar una fotografía nocturna. Además, un trabajo bien hecho con luz del sol ahorra mucho trabajo (y tiempo) por la noche. Dimos una vuelta por la zona para inspeccionar el terreno, hasta que a lo lejos lo vimos. Allí, apartados, sin llamar la atención, encontramos estos viejos vagones.

Como es de imaginar, decidimos que había que volver una noche, pues allí había producto. La noche en cuestión fuimos Tamara, Miguel, un amigo más, José Manuel, y yo. Una vez allí, fuimos directamente a por los vagones.

La noche estuvo divertida. Risas, linternas, la bebida y los bocadillos preparados por Miguel... sin duda que la fotografía nocturna gana mucho en buena compañía. Además, esa noche nos vinimos satisfechos con las fotos que nos trajimos. Espero que a vosotros también os guste este ejemplo.

Antes de finalizar, una vez más, puedes ver dónde coloqué la cámara. Mira aquí


Los datos EXIF:

mara: Canon 500D 
Focal: 16 mm 
Exposición: 42 sg 
Apertura: f/2,8
ISO: 400



11 comentarios:

  1. Preciosa foto. Gracias a tus enseñanzas me he enganchado a la fotografía nocturna. Es un placer la compañía de los amigos de hace muuuuchos años (nos hacemos mayores) disfrutando de la noche y la paz que me transmiten los sitios abandonados. Pero has olvidado algo fundamental de esa noche: ¡el croar incesante de las ranitas!
    Gracias por recomendar mi Web.
    Tamara.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa foto, como siempre, gracias a tus enseñanzas me he aficionado a la fotografía nocturna. Siempre es un placer compartir con los viejos amigos (nos hacemos mayores) noches como esa en sitios abandonados que tanta paz me transmiten. Pero olvidaste algo fundamental sobre esa foto en tu relato, el incesante croar de las ranas que nos acompañó en nuestra sesión, ¡qué más se puede pedir!
    Gracias por recomendar mi Web.
    Tamara ;-)

    ResponderEliminar
  3. Muy buena foto, y estoy de acuerdo las noches de fotos en compañía es mucho mejor y la noche es impresionante lo que se puede conseguir .
    Felicidades

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Tamara.

    Mis enseñanzas han sido mínimas, pues poco puedo enseñar. Lo importante es la pericia del público, y eso ha quedado de sobra demostrado.

    Gracias por tu comentario, y ve reservándote día para la próxima ;-)

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, Carmen!

    Así es. La fotografía nocturna se disfruta más en compañía que solo. Si, además, la compañía es buena, la noche es redonda.

    Gracias de nuevo :-)

    ResponderEliminar
  6. Esta se me había pasado chikitin, y es muy buena, si señor. Ya me llevarás a esos vagoncitos ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, tronki! Día y hora y nos damos una vuelta por allí ;-)

      Eliminar
  7. El Revelado en que Software lo realizas , genial captura , Saludos desde México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende e la foto, CapadociaLive. A veces lo hago con Lightroom y en otras ocasiones lo hago con DPP. Me alegro de que te guste. Gracias por comentar!!

      Eliminar