domingo, 22 de febrero de 2015

Batcave

¿Cómo os sentiríais vosotros si una noche, durmiendo tranquilamente en vuestras camas, en vuestros dormitorios, de pronto alguien metiera luz por las ventanas, por las puertas, desde los armarios...? Imagino que no os haría mucha gracia, ¿verdad?. Pues imagino que algo así debió de sentir el pobre murciélago al que con nuestras linternas despertamos la noche en que hicimos esta foto. El pobre no sabía ni dónde meterse viendo luces por todos sitios.

No me extraña que el mamífero volador eligiera este gran ejemplar de castaño como hogar, pues la forma, las texturas, el tamaño de semejante árbol nos llamó la atención desde el primer momento en que lo vimos por internet.

Noche sin luna en la que, como en muchas otras ocasiones, disfrutamos hasta altas horas de la madrugada de esta gran pasión. Esa noche nos juntamos José Antonio, Felipe, Luis Javier y yo. Una noche de esas en las que la creatividad y la imaginación de los cuatro dio sus frutos.

Cuando ya nos íbamos, decidimos acercarnos a este castaño y grabar en nuestras tarjetas la última. La iluminación está hecha desde 3 puntos. La principal, desde la derecha. Esta será la iluminación que marcará el aspecto de la foto. No menos importante es la iluminación que dimos desde la izquierda. Esta iluminación es más suave, y sirve para suavizar esas sombras duras. Es la luz que ayuda a hacer más creíble la foto. Por último, el toque más llamativo de la foto: la iluminación del interior del árbol. Esta iluminación está hecha desde detrás del árbol. Toda la iluminación está hecha con luz cálida.

¡Y poco más! Ah, sí, se me olvidaba. Desde aquí, nuestras más sinceras disculpas al murciélago por meternos en su casa sin haber recibido su invitación :-P

Los datos EXIF:

mara: Canon 70D 
Focal: 11 mm 
Exposición: 43 sg 
Apertura: f/2.8
ISO: 800



0 comentarios:

Publicar un comentario