jueves, 20 de abril de 2017

Un arco de lo más agradecido

Hola a todos!

La entrada de hoy es muy especial. No sólo por la foto de esta semana, sino porque hoy, después de varios meses de poca actividad pública, Luces del Pasado reaparece con un nuevo taller de Fotografía Nocturna.

No sé si recordaréis que en octubre del año pasado dimos nuestro primer curso. Aquélla fue una experiencia que resultó increíble para los 4 miembros. Y es que la sensación de poder transmitir lo que has aprendido con tu experiencia en esta disciplina fotográfica, así como pasar unas fantásticas horas en un ambiente fotográfico, resultó de lo más gratificante. 

Pues bien, nuevamente nos lanzamos con un nuevo taller práctico de Fotografía Nocturna en la provincia de Cáceres, concretando un poco más, en los alrededores de Plasencia. ¿Por qué Cáceres? El motivo es que esta provincia no sólo está llena de unos paisajes y de unos elementos arquitectónicos que tanto nos gusta a los fotógrafos nocturnos de naturaleza, sino que Cáceres y, en general, toda Extremadura, disfruta de unos cielos nocturnos con escasa contaminación lumínica, lo que nos va a permitir, si el tiempo lo permite, eso sí, de poder disfrutar y fotografiar la Vía Láctea con una claridad excepcional.

Como os digo, hoy lanzamos este nuevo taller con mucha ilusión, y esperamos poder compartir esta experiencia con muchos amigos. Por cierto, toda la información la podéis encontrar en:


Y ahora, la foto de esta noche. 

Quizá os resulte curioso el título de esta foto. Os explico. Son varias las veces que he estado en este arco, que es lo que queda de una antigua iglesia. La razón de ello es encontrar unas condiciones muy concretas de entorno que no he llegado a conseguir, al menos, no exactamente. Sin embargo, a pesar de no poder sacar la foto que más quería, debo decir que sí me he llevado una foto que, una vez vista en casa y procesada, me ha dejado bastante satisfecho. Y es que este arco, no sé si será por su forma, o por la estructura de las piedras que forman parte de él, creo que es bastante fotogénico. 

La noche que me llevé esta foto iba acompañado por Felipe y por Luis, 2 de mis compañeros de Luces del Pasado. Como os digo, al llegar pensamos que no tendríamos muy buena foto, pero, aun así, plantamos trípodes y sacamos cámaras. Empezamos a darle un tipo de iluminación, y vimos que no quedaba mal. No sé si por la iluminación, o porque el cielo empezó a ponerse bastante bien.

A pesar de que la foto nos pareció que pasaba bastante bien el corte, probamos otra iluminación, que es la que tiene la foto que hoy podéis ver. ¿Queréis saber cómo iluminamos?

La iluminación de esta foto la hicimos desde 3 puntos diferentes: el primero, el principal, desde la izquierda de la foto. Con esta luz conseguimos cubrir toda la zona que queremos iluminar, es decir, el arco y el suelo; el segundo, desde detrás del arco, iluminando su parte interior. Con esta luz conseguimos potenciar la apariencia tridimensional interior de la estructura; el tercero y último, desde la derecha, pero por detrás de la cámara. Con esta luz, rellenamos el suelo que no puede ser iluminado desde los otros 2 puntos. 

El tipo de linterna que usamos en la foto, el que solemos usar. Es decir, linterna cálida de una conocida marca. Al usar este tipo de linterna, el balance de blancos lo bajamos a 3000K pues, de lo contrario, la foto habría aparecido con un tono bastante anaranjado. 

Y, a continuación, los datos EXIF. Y, para los que no seguís habitualmente este blog, una pregunta. ¿Sabríais explicar el porqué de los valores de los parámetros? :-)

Como siempre, espero que os guste.

Los datos EXIF:

mara: Canon 6D 
Focal: 14 mm 
Exposición: 10 sg 
Apertura: f/2.8
ISO: 2000




0 comentarios:

Publicar un comentario