jueves, 18 de mayo de 2017

La última estación

La foto que esta noche os muestro es una foto especial. Debido a los compromisos personales de los 4 miembros de Luces del Pasado, es muy complicado que coincidamos los 4 con frecuencia para salir a hacer fotos. A veces, de los 4, coinciden 3, otras sólo 2... Esa noche coincidimos los 4.

Como de costumbre, antes de decidir dónde podríamos salir a hacer fotos, comprobamos qué condiciones meteorológicas nos encontraríamos esa noche y, aunque las aplicaciones que nos dan esta información no se puede decir que sean 100% fiables, al menos, pueden servir para orientarnos un poco. Para esa noche, las mejores condiciones (o las menos malas) las íbamos a tener, en teoría, por la zona de Segovia. Así que allí fuimos.

Como teníamos pendiente visitar la estación de Yanguas de Eresma, decidimos acercarnos para ver si lo que allí nos esperaba era bueno o no. Al llegar nos encontramos con que las condiciones no eran las que más nos gustan, con las que más disfrutamos, es decir, cielos con unas nubes que nos regalaran fugas o efectos impactantes, Pero, ya que habíamos llegado hasta allí, había que intentar currarse una foto chula.

Inicialmente elegimos un encuadre que, no sé si porque el encuadre no era demasiado bueno, o porque el cielo no nos llenaba, no nos gustó mucho. Lo cierto es que no acabamos muy contentos con la foto.

En un momento de la noche, empezaron a aparecer nubes. Oye, quizá se va a poder hacer algo, pensamos. Así que buscamos otro encuadre que nos gustara más y que encajara con el cielo que se estaba poniendo interesante, colocamos los trípodes y nos organizamos para hacer la iluminación de la escena.

La estación de Yanguas de Eresma es una estación grande, así que íbamos a tener que participar más de uno en la iluminación. La idea que teníamos era la de sacar luz por las puertas y ventanas, y que esta luz fuera lo mejor dirigida posible. Para ello, casi se hace indispensable el uso de flashes. Como además queríamos que la luz tuviera color, colocamos en los 2 flashes que usamos un gel de color.

Lo cierto es que para un edificio con tantas salas, lo ideal para poder iluminar, es que hubiéramos llevado 3 ó 4 flashes. Y es que, en caso contrario, aquellos que se encargaran de iluminar con el flash, iban a tener que echarse alguna carrera para poder entrar en todas las estancias de la estación. Pero esa noche sólo llevábamos 2 flashes, así que hubo que correr bastante para poder iluminar por completo la escena en el tiempo que decidimos ajustar en nuestras cámaras y que, como podéis ver en los datos EXIF, no fue más de 10 segundos.

Espero que os guste.

Los datos EXIF:

mara: Canon 6D 
Focal: 14 mm 
Exposición: 10 sg 
Apertura: f/2.8
ISO: 2000



0 comentarios:

Publicar un comentario