miércoles, 11 de diciembre de 2013

Venturada I

Una de las dificultades con las que nos encontramos cuando nos disponemos a hacer fotografía nocturna es no poder controlar por completo la luz que va a participar en la toma. La mejor forma de conseguir esto sería meternos en un cuarto herméticamente cerrado, donde no pudiera entrar ni la más pequeña cantidad de luz, y donde toda la luz que participara en la foto fuera aportada y controlada por nosotros.

Cuando eso no es posible, es decir, la mayoría de las ocasiones, lo ideal es poder manejar la luz a nuestro antojo, aliarte con ella, integrar esa luz en la foto, e intentar que no desentone con el resto de la iluminación presente o que vamos a aportar a la escena. Por desgracia, son muchas las ocasiones en las que esto no es fácil.

Este es el caso de esta torre, en mi opinión, una de las más bonitas (si no la que más) atalayas que aparecerán en este blog. La de Venturada pertenece al grupo de atalayas del Jarama, todas ellas de origen árabe, y construidas entre los siglos IX y X. A este grupo, también pertenecen, entre otras, las atalayas de El VellónArrebatacapas y El Berrueco.

Como digo, es una torre con mucho encanto. Sin embargo, tiene una pega importante para los aficionados a la fotografía nocturna: a su alrededor hay diferentes fuentes de luz contra la que poco se puede hacer. Esta luz residual es la responsable del color amarillo que muestra la torre. Aun así, la torre nos gustó, y la noche en pocas horas nos mostró diferentes escenarios: cielo despejado, cubierto, estrellado, con luna de fondo. En definitiva: había que aprovechar.

Esta que veis aquí es la primera de una serie de fotos que sacamos esa noche. Para esta toma se usó iluminación cálida desde 2 focos: uno, a la derecha de la cámara, y otro al fondo, a la izquierda. Sobre la mitad superior de la atalaya, la parte que recibía más iluminación residual, no se aplicó ningún tipo de iluminación, a pesar de ese tono amarillo que se ve en la foto. Por último, el interior de la atalaya está iluminado con un flash sobre el que se colocó un gel de color rojo. ¿La forma de disparar ese flash? Como esa noche sólo fuimos 2 para iluminar el escenario, nos faltaron manos para disparar el flash, por lo que colocamos un disparador remoto, y uno de nosotros se encargó de disparar el flash, además de iluminar el escenario con linterna cálida.

Los datos EXIF:

mara: Canon 500D 
Focal: 11 mm 
Exposición: 40 sg 
Apertura: f/2,8
ISO: 400



0 comentarios:

Publicar un comentario