viernes, 13 de marzo de 2015

Camino a Quijorna

Han pasado ya años desde que vi por primera vez este horno. Recuerdo, cuando mis conocimientos sobre fotografía nocturna de larga exposición eran nulos, que vi un par de fotos de Logan que me dejaron con la boca abierta. Eran una foto de los restos de un camión muy antiguo, con pinta de haber sido testigo principal de la Guerra Civil, y un antiguo horno de cal plantado en el campo. Es curioso que los restos de un camión y un antiguo horno de cal puedan impresionar tanto. Esto, de verdad, no es fácil, aunque parece que para algunos fotógrafos como Logan, lo difícil es dejar a la gente indiferente ante sus fotografías.

Tan impresionado me dejaron las 2 fotos que cuando supe dónde se encontraban tanto el camión como el horno, tuve claro que iría algún día (bueno, alguna noche) a fotografiar tanto uno como otro. Esa noche llegó hace 2 semanas, en compañía de Luis J. de la Fuente. Llegar hasta el horno no es sencillo. Ya no sólo porque están perdidos en pleno campo, sino porque los caminos de acceso, en según qué tramo, requieren el desplazamiento en todo.terreno. No era nuestro caso, por lo que no quedó más remedio que ir con mucho cuidado. Primero fuimos al camión, y luego al horno. Tanto en uno, como en otro nos lo tomamos con tranquilidad. No había prisa, y había que disfrutar el momento.

La noche invitaba, además, a realizar fotografía. Un cielo con nubes de diferente forma y tamaño, moviéndose lo justo como para dejar una bonita estela, y una luna con potente luz que nos iba a ayudar a iluminar la escena. Gracias a esta luz de luna, la foto no nos llevó mucho tiempo. Sólo había que plantar el trípode, encuadrar, enfocar, y hacer pruebas de iluminación. Ésta no tuvo mucha complicación, pues, como he dicho, la luz de luna hizo casi todo el trabajo. Aun así, en noches así, es recomendable acompañar a esa luz natural, de luz artificial de temperatura de color cálida, aproximadamente de 3200 K, pues será la forma de eliminar el tono azul que toma el suelo y objetos cuando ajustamos un balance de blancos a una temperatura que nos permita obtener un cielo con un color como el de la foto.

Esta iluminación artificial se aplicó desde la izquierda. Además, como podéis ver, se utilizó una linterna roja (realmente blanca, con un filtro de color ) para el interior del horno.

mara: Canon 70D 
Focal: 11 mm 
Exposición: 36 sg 
Apertura: f/2.8
ISO: 400






0 comentarios:

Publicar un comentario