viernes, 22 de mayo de 2015

Reciclaje

Si seguís con asiduidad este blog, y os soléis fijar en los datos EXIF de las fotos que muestro, habréis observado que, salvo casos excepcionales, los tiempos de exposición de las fotos suelen estar entre los 20-40 segundos. Esto no es por capricho sino que, como podréis imaginar, existe un motivo. 

Dependiendo de lo que busquemos en nuestra foto, y del equipo que tengamos, las condiciones para tirar una foto pueden ser diferentes. Por ejemplo, si yo con mi equipo quiero sacar una foto en la que se vea traza de estrella, si la focal a la que disparo es de 11mm, el tiempo de exposición deberá ser de varios minutos. Si, por el contrario, lo que pretendo es sacar una foto en la que las estrellas no aparezcan movidas (o casi no sea apreciable ese movimiento), será importante que el tiempo de exposición no supere los 30-35 segundos. Si la foto la estamos disparando hacia el norte o hacia el sur, el tiempo incluso podría llegar a los 40 segundos. Ahora bien, hay que tener en cuenta que como estamos fijando el tiempo de exposición, deberemos jugar con los otros 2 parámetros que nos quedan: apertura de diafragma e ISO.

Si el cielo presenta un aspecto interesante, con nubes que pueden desplazarse, ese tiempo puede ser ideal para conseguir ese efecto tan llamativo de nubes en movimiento. Sobre un fondo de cielo estrellado.

Ahora bien, hay ocasiones en las que el cielo se muestra con muchas nubes y pocos claros. Si, además, hay un viento lo suficientemente fuerte como para mover las nubes a gran velocidad, ese tiempo que he comentado arriba será demasiado para conseguir el efecto del que os hablaba, y lo que obtendremos será un cielo totalmente cubierto de una mancha, que es en lo que se traduce, en estos casos, el movimiento de nubes.

¿Cómo evitar esto? ¿Cómo conseguir que el cielo no quede "empastado", manchado? Seguro que ya conocéis bien la respuesta. Se consigue bajando el tiempo de exposición. Ahora bien, bajar el tiempo de exposición no es gratuito. Por la regla de reciprocidad, si disminuimos el tiempo de exposición, para que nuestra foto siga apareciendo bien expuesta será necesario abrir el diafragma o aumentar el valor de ISO. En estos casos, yo recomiendo que, si vuestra cámara se comporta bien a valores altos de ISO, tiréis de ISO.

Eso es lo que se ha hecho en la foto de hoy. El cielo que nos encontramos Luis y yo la noche que realizamos la foto era muy espeso y las posibilidades de que mejorara, mínimas. En todo caso, podría empeorar, así que había que actuar rápido para aprovechar los pocos claros que íbamos a llevarnos esa noche. Este es el motivo por el cual la foto está tirada con un tiempo de exposición tan bajo y un ISO de 2000.

No puedo acabar la entrada de hoy sin explicar el motivo del título de la misma. Está relacionado con el motivo fotografiado. Se trata de la atalaya de Los Yébenes. Como sabréis, las atalayas son construcciones militares de vigilancia. En España podemos encontrar muchas. Algunas en buen estado, otras no tanto. Ésta, además tuvo una segunda función: molino de viento. Sí, como lo leéis. Imagino que la similitud de estructuras entre los 2 tipos de construcciones posibilitó que la primera fuera "reciclada" de forma que pudiera darse en segundo uso. Más claro el título, ¿verdad? ¡Hasta la próxima entrada!

Los datos EXIF:

mara: Canon 70D 
Focal: 11 mm 
Exposición: 10 sg 
Apertura: f/2.8
ISO: 2000







0 comentarios:

Publicar un comentario