martes, 14 de junio de 2016

La oración del Templario

Hace muchos años, en un viaje por el norte de España llegué a Santa María de Eunate. Nunca había oído hablar de esta ermita, pero no lamento en absoluto que la ruta me llevara a las puertas del templo. Tan sencilla como impresionante. Quizá saber que este templo había sido una importante ermita de la Orden del Temple (de la que, en aquel momento, tampoco sabía mucho), ayudó a verla con otros ojos.

No podía imaginar yo que, años después, iba a encontrarme una noche haciendo fotografía nocturna en este templo increíble. Allí me llevó el Congreso de fotografía nocturna de Olite. Hasta allí, hasta Olite, fuimos Felipe, César, Darío y yo.

Como ya comenté cuando publiqué la entrada de la Fuente de Ardaitz, una de las localizaciones que visitamos fue la ermita de Santa María de Eunate. El cielo esa noche no quiso estar de nuestro lado. Muchas nubes con poco movimiento. Aun así, por supuesto, había que sacar foto y más yendo a hacer foto con mis compañeros de viaje, y habiéndose unido al grupo Juanfran Sánchez.

Tras estudiar las posibilidades de iluminación que se plantearon, decidimos tirar por una opción que consistiera en una iluminación desde dentro del reciento de la iglesia para iluminar los arcos y parte de la fachada, y desde fuera para iluminar la parte superior de la fachada y el suelo de la parte exterior. Como podéis ver, decidimos intentar dejar en oscuridad la hilera de arcos para poder crear un contraste en la iglesia.

Imagino que supondréis, viendo la foto, que la iluminación que usamos fue cálida. Por este motivo, el balance de blancos se ajustó en torno a los 3200K.



Los datos EXIF:

Cámara: Canon 6D 
Focal: 14 mm 
Exposición: 20 sg 
Apertura: f/2.8
ISO: 1000



0 comentarios:

Publicar un comentario