viernes, 9 de diciembre de 2016

In Memoriam II

Durante mis vacaciones de verano en el norte de España pasé unos día en Santander. De entre los sitios que tenía pensado fotografiar se encontraba este Panteón del Inglés, en Cantabria. Hacía tiempo que lo había visto en fotografías de diferentes compañeros del mundo nocturno y tenía muchas ganas de llevarme mi propia foto del lugar

Como en muchas ocasiones he comentado, suele ser recomendable visitar con luz diurna aquellos sitios en los que vamos a sacar fotos nocturnas. Conocer el terreno sobre el que vamos a movernos por la noche, en oscuridad, nos puede ahorrar más de un disgusto.

Así hice. Una mañana me acerqué hasta el panteón y allí pude comprobar que no estaba muy lejos de lo que consideramos civilización, por lo que sospeché que por la noche la contaminación lumínica en la zona sería importante. No estaba yo equivocado, pero nunca imaginé que iba a encontrar tanta, más aun teniendo en cuenta que fui ya entrada la noche. El motivo de la gran cantidad de luz que llegaba al panteón eran unos focos enormes encendidos en un campo de fútbol situado a no más de 500 metros, y en el que debía de estar disputándose un interesante partido, no tanto por los gritos que de allí salían (y que me hizo pensar que mucha gente no debía de haber), sino por el despliegue lumínico hecho en el lugar. 

Hasta las 12, hora a la que apagaron los focos, me tocó estar esperando y haciendo algún tipo de prueba de iluminación. Ya que estaba allí, no iba a irme, y un partido de fútbol dura lo que dura, así que me quedé haciendo tiempo.

En cuanto se apagaron las luces, me puse manos a la obra. Al tratarse de un edificio pequeño, la iluminación no fue en absoluto complicada: iluminación principal desde la izquierda, y, para suavizar sombras, relleno desde la derecha. Toda ella hecha con linterna cálida de una famosa marca que mis compañeros de Luces del Pasado y yo solemos usar. Para iluminar el interior del panteón, usé un flash sobre el que previamente había colocado un gel de color rojo y un disparador para poder disparar el flash por control remoto. 

Como he dicho, la foto no tuvo mucha complicación, y al final estuve más tiempo esperando a que acabara el partido que el tiempo que estuve disparando fotos.

Y poco más. Como siempre, si tenéis alguna duda, o queréis saber algo más de la foto, no dudéis en preguntar.

¡Hasta la próxima!

Los datos EXIF:

mara: Canon 6D 
Focal: 14 mm 
Exposición: 30 sg 
Apertura: f/2,8
ISO: 800


0 comentarios:

Publicar un comentario