jueves, 27 de marzo de 2014

Piquillos

De vuelta a las construcciones medievales, hoy paramos en el castillo de los Piquillos, más conocido como Castillo de Fuentidueña de Tajo, pues está situado en la entrada de dicha localidad madrileña

Parece que hay indicios de que este castillo fue construido en el siglo XII, y ampliado, o quizá restaurado, en el siglo XIV. Su origen es una antigua fortificación musulmana, y su vida está relacionada con la Reconquista. Esta fortificación fue conquistada por el rey Alfonso VI. En el siglo XV, el castillo pasó a ser de la Orden de Santiago. Y por desgracia, en el siglo XIX, durante la Guerra de la Independencia, el castillo fue expoliado, y sus piedras fueron usadas para otras construcciones.

El día que visité el castillo me llamó mucho la atención que sólo quedara en pie un muro muy alto, y parte de 2 torres. Estoy acostumbrado a ver castillos de los que no queda más que alguna torre, o restos de algún muro, pero no ver una pared tan relativamente bien conservada y ni rastro (o casi sin rastro) del resto de la construcción. En fin, curioso.

Como puede verse, la foto tiene un aspecto diferente al que generalmente suelen tener las fotos que os muestro en el blog. En ellas suelo mostrar colores más suaves y cielos azules u oscuros. Mi idea, cuando llegué al sitio era hacer lo mismo con esta foto, pero al tirar la primer, me di cuenta de que había que cambiar inmediatamente el guión, y usar linterna de luz blanca cambiando el balance de blancos a unos 5000K, y no los 2800-3000K que suelo marcar en la foto. El color de la foto, con linterna con luz de 3000K no me convenció nada. Y es que la cantidad de luz que regala el pueblo de Fuentidueña al cielo fue determinante. Confieso, además, que hubo otro motivo: la Maglite 3D no tenía las pilas en condiciones de iluminar toda la escena :-)

La foto está iluminada desde la derecha, y con la misma linterna se iluminó toda la escena. Imagino que hay algo que os llamará la atención más de lo normal: el cartel explicativo de la historia del castillo. Qué útiles son de día, y qué forma de fastidiar fotos por la noche! :-). La solución podría haber sido clonar para eliminar, pero llevo bastante mal lo de clonar para quitar elementos, o para ponerlos, especialmente cuando no se trata de una corrección, como las debidas a las lentes del objetivo.

Por último, como de costumbre: ¿quieres ver dónde situé el trípode con la cámara? Pulsa aquí


Los datos EXIF:

mara: Canon 500D 
Focal: 11 mm 
Exposición: 45 sg 
Apertura: f/2,8
ISO: 400




0 comentarios:

Publicar un comentario