viernes, 22 de agosto de 2014

Groot I

Es curioso lo caprichosa que puede ser la Naturaleza a la hora de definir formas. Sí, es cierto que a veces es nuestra imaginación la que realiza un ejercicio de dar vida a seres inanimados. De hecho, ese ejercicio hace que donde unos vemos un dinosaurio, otros vean un águila y otros vean una simple roca. Un ejemplo podría ser la Ciudad encantada de Cuenca. Estoy seguro de que es el sitio que más discusiones puede haber generado en torno a los nombres asignados a esas grandes moles de piedra.

Esta vez no pasó eso. Esta vez todos vimos una árbol con vida. Cuerpo, cabeza y brazos. ¡Y se estaba moviendo!

Sobre el nombre de la foto... Bueno, que me perdonen los grandes aficionados a los cómics de superhéroes (en concreto los de la Marvel), pues, aunque no es clavado al personaje dibujado originalmente, me vais a permitir que me tome una pequeña licencia ;-)

La iluminación de nuestro amigo está hecha desde 3 puntos diferentes. La principal, hecha de izquierda a derecha intentando que la iluminación sacara el mayor detalle posible y que quedaran iluminadas principalmente aquellas zonas que darían aspecto humanoide al árbol. Otro punto de iluminación se encargó de iluminar desde la izquierda para suavizar en todo el árbol las sombras duras que podrían quedar de la iluminación principal. Por último, para no descuidar el suelo, se iluminó a izquierda y derecha de la cámara. Toda la iluminación está hecha con mini-maglite.

Como suele ser habitual, para ver desde dónde se hizo la foto, pinchad aquí

Los datos EXIF:

mara: Canon 500D 
Focal: 11 mm 
Exposición: 111 sg 
Apertura: f/2.8
ISO: 400






0 comentarios:

Publicar un comentario