jueves, 7 de agosto de 2014

Quo Vadis

Me gusta el cine clásico. No soy un erudito de esos que tienen en su cabeza una amplia lista de películas, directores, actores y años de estreno. Y reconozco que siento envidia. Envidia sana (si es que eso existe), pero envidia. Pero, a pesar de ello, de que no soy una enciclopedia cinematográfica, hay un número más o menos importante de películas que están en mi cabeza por motivos que pueden ir, desde que crecí en una casa con una gran colección de películas en VHS (mi padre era un gran aficionado al cine "hollywoodiense"), a que en Navidad, o en Semana Santa, las cadenas de televisión se turnan para poner, año sí, año también, alguna de esas películas que desde pequeño están en mi cabeza.

Una de esas películas, es un gran clásico. Hablo de Quo Vadis. La película fue dirigida por Mervyn LeRoy, y fue protagonizada por Robert Taylor y Deborah Kerr, como actor y actriz principal, aunque, en mi opinión, el actor más destacado fue Peter Ustinov, que interpretó de forma magistral a Nerón.

Sí, sé que posiblemente estéis pensando que me he equivocado de blog, y que este no es un blog cinematográfico, y estáis en lo cierto, pero necesitaba hacer esta introducción para poder explicar el significado del título de la entrada de esta noche.

Si ya conocíais la película, todo lo que acabo de contar posiblemente os sobra y ya sabéis el porqué del título. Para los que no la conocéis, os diré que la película, que podría clasificarse "de romanos", tiene una escena en la que Pedro, en su huida de Roma, tiene una visión de Cristo en un punto del camino en el que se ve un resplandor entre los árboles.

La escena de la que os hablo no es exactamente igual que la que muestro en la foto, pero lo cierto es que al ver la foto, me ha venido a la mente la película.

Pero volvamos al mundo de la imagen estática, y más en concreto, a la que hoy os muestro :-). La noche en que se hizo la foto había una luz de luna muy potente. Por eso probé a usar linterna blanca, marcando el balance de blancos por encima de los 6000K. Éste, aparte de la contaminación lumínica del fondo, es el motivo del porqué el color tan cálido que tiene la foto. 

La iluminación que se le aplicó a la foto fue principalmente desde la derecha. Además de esta iluminación, se le aplicó desde la izquierda para suavizar las sombras duras creadas por la iluminación principal.

Una vez más, para ver desde dónde se hizo la foto, pulsa aquí

Los datos EXIF:

mara: Canon 500D 
Focal: 12 mm 
Exposición: 42 sg 
Apertura: f/4
ISO: 400





0 comentarios:

Publicar un comentario