jueves, 2 de octubre de 2014

My Little Thatched Cottage

Y es que pocos planes se me ocurren más relajantes que pasar un fin de semana en un sitio tranquilo que pueda ayudar a olvidar los problemas de la vida o, como poco, de la semana, que coger el coche, soportar el último atasco en varios días, salir de la ciudad, y dirigirte a algún lugar alejado del ruido, de la contaminación, en el que la actividad más estresante que puedas tener sea contar estrellas en la noche. Sí, estoy hablando de pasar unos días en tu casita de campo.

Bueno, esta no es mi casita de campo. Y realmente no es una casita de campo, sino un antiguo chozo de pastores. Pero el plan sonaba bien, ¿no? :-)

Esta es una de esas localizaciones que encuentras por casualidad. Eso sí, nada más verla, se vino directa a mi lista de sitios a visitar. Y lo cierto es que no tardé mucho en volver a visitarla cargado de linternas, con mi cámara y mi trípode. A pesar de que tenía claro que de aquí me tenía que llevar foto, debo decir que lo que vi en un reconocimiento del sitio con luz de día, me gustó más que lo que saqué por la noche. Esta que traigo hoy es la foto que pude salvar de la quema :-)

La iluminación la hicimos entre 3: uno, desde dentro del chozo, encargándose de simular vida en el interior. Otro, aportando luz desde la izquierda y desde detrás de la cámara, y el último, aplicando luz de relleno desde la derecha de la foto.

Como suelo hacer cuando ilumino con luz cálida, el balance de blancos lo ajusté a una temperatura baja para compensar el color de la luz aportada con las linternas (Maglite 3D y mini- Maglite). Y poco más. Para ver dónde se colocó el trípode, sólo tenéis que pulsar aquí


Los datos EXIF:

mara: Canon 500D
Focal: 11 mm
Exposición: 111 sg
Apertura: f/2.8
ISO: 400


0 comentarios:

Publicar un comentario